Un dia sin inmigrantes no basta, vamos a la Huelga! - elgalloinformativo

PUBLICIDAD

Un dia sin inmigrantes no basta, vamos a la Huelga!

Share This

inmigrantes
Por Perla Lara
.
Somos 11 millones. 11 millones que sienten el dolor de no poder visitar a nuestros seres queridos y no decirle adiós a aquellos que hemos perdido. 11 millones con familiares que no hemos visto crecer, conexiones que hemos perdido con la distancia. 11 millones que van a trabajar todos los días con el temor de ser deportados durante una redada. Millones que sabemos cómo se siente ser explotados y tener que tragarnos el orgullo y quedarnos callados para no perder nuestros trabajos.

Por mucho tiempo hemos llamado a que nuestros hijos y seres queridos voten, hemos marchado en D.C., hemos ido a corte para proteger las pocas protecciones que tenemos. Sin embargo, mas ha sido el tiempo que hemos soportado el dolor de nuestra comunidad mientras está explotada, no reconocida, avergonzada, y separada. En cada elección somos empujados a apoyar o votar por los Demócratas con la constante promesa de recibir a cambio una reforma migratoria. 

¿Cuando estas promesas no son cumplidas, cuando Obama deporta a 3 millones de personas durante su presidencia, o cuando Trump aumenta sus poderes para deportar y aterrorizar a nuestras comunidad, que podemos hacer?

Somos el Movimiento Cosecha - nombrado así para honrar los miles de trabajadores indocumentados que proveen comida a nuestras mesas. Un movimiento no violento luchando para la protección permanente, respeto y dignidad para los 11 millones.  
La estrategia de Cosecha se basa en la sabiduría popular de nuestra gente: Por años se ha hablado de usar nuestro poder laboral para mostrar al país lo que pasaría sin nosotros. Nuestra creencia central es que este país depende de nosotros y que si el pueblo inmigrante decide no cooperar en números masivos- si decidimos no ir al trabajo, no ir a la escuela, no comprar- por una semana entera, nos van a tener que dar lo que queremos. La protección permanente que por tantos años nos han prometido.

Nos quedan dos opciones: podemos esperar, mirando las noticias para ver qué es lo que va a hacer Trump, esperando la misma reforma migratoria que nos prometió Obama hace 8 años... y que nos prometió Bush hace 16 años. O podemos despertar al gigante dormido y mostrar que en la unidad realmente hay fuerza.

Aquellos que se recuerdan de las Megamarchas del 2006 ya saben que lo podemos hacer. Millones de nosotros en las calles, mostrando este país que pasaría sin nosotros. Pero en el 2006 cuando la gente se levantó, no había un plan para cómo seguir hasta la victoria. Los políticos nos dijeron “hoy marchamos, mañana votamos” y nosotros confiamos en que los partidos nos iban a resolver nuestros problemas. Dejamos de marchar. 

Por eso existe Cosecha. Este verano, vamos a marchar como lo hicimos en el 2006, pero esta vez lo vamos a hacer bien planificado. Vamos a seguir hasta que ganamos. Hasta que nos dan protección permanente, respeto y dignidad.
Ya llego la hora. Este primero de mayo será la huelga más grande en más de 10 años. No vamos a ir al trabajo. No vamos a ir a la escuela. No vamos a abrir nuestros negocios. No vamos a comprar. Vamos a encontrarnos, millones de nosotros en los centros de nuestras ciudades, y vamos a marchar para que nos cuenten bien.
Por todos lados del país, la gente está hablando de hacer un día sin inmigrantes. Vamos a hacer marchas, huelgas de estudiantes y trabajadores y boicots en más de 80 ciudades por todo el país. Y todos, hasta las grandes compañías que apoyaron a Trump empiezan a sentir en sus bolsillos que pasaría sin la comunidad migrante.
Este día sin inmigrantes mayo 1ero será el primer paso que tomamos juntos hacia las marchas y huelgas más grande en la historia de los estados unidos. Traigan comida. Traigan sus vestidos típicos. Y más que nada traigan música porque la marcha lo vamos a hacer bailando. 

Imagínese. Millones de personas en las calles, unidas. Están en comunidad. Marchando, bailando, bloqueando negocios y calles. Un mar de gente que corremos por la calle como un gran río.

Vemos a nuestro alrededor y sabemos que no somos los únicos que decimos, ya basta, ya no podemos vivir así. Vemos a nuestro alrededor y sentimos nuestra piel de gallina. 

Porque sentimos que corre por nuestra sangre el luchar y resistir. Que late en nuestros corazones el orgullo de nuestros antepasados, los que dejamos atrás, los que antes también lucharon y resistieron. Vemos el orgullo de nuestros hijos que se paran felices por ser vistos. Y el orgullo en la cara de nuestros padres mientras sonríe. Finalmente sonríen. 
El sentir que nosotros nos paramos orgullosos mientras que todos los demás quieren que regresemos a trabajar o a la escuela. Y mientras más gente se unen, más fortalecidos nos sentimos. 
Más desesperados se ponen los demás para que todo regrese a lo normal. Porque finalmente reconocen que nos necesitan. Y ya no importa si nos quieren o no porque éste país no puede sin nosotros. Porque esta vez saben que no pararemos hasta ganar. Este 1ero de mayo será un amanecer de esperanza para el pueblo migrante en este país. 
El amanecer de un gigante que ya no se va a dormir porque vamos a iniciar una verano de boicots y marchas hasta que ganemos protección permanente, respeto y dignidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTAS Y COMPARTE AQUÍ

PUBLICIDAD AQUI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD AQUI

Pages